Eyaculacion Precoz: historias rápidas

Te ha pasado?Mientras leía un artículo de Miguel LaMarque sobre Eyaculación Precoz y cómo afecta la vida en esta dirección: Ver artículo, empecé a pensar cuántas historias habrá por ahí sobre chicos que han tenido situaciones embarazosas y si esos chicos habrán encontrado la forma de superar el problema. En esta entrada me dedicaré a contarte historias de chicos con problemas que encontré más que a darte soluciones; en caso de querer ver soluciones puedes ver la sección de esta página para ello AQUÍ o puedes ver este sitio especializado en una solución rápida y efectiva: VER SITIO.

Contaré las historias en segunda persona para que busques con cuál te identificas y puedas reírte si así te ha pasado. Luego ve y visita otras secciones de esta página y empieza a superar el problema y podrás recordar tu historia con algo de comedia. La mayoría de ellas las he escuchado de amigos de amigos, una de ellas me pasó a mí una vez (ahí fue cuando empecé a buscar solución al problema) y otra de ellas la encontré en Internet.

Primero te quiero mostrar la del artículo:

Blowjob arruinado…

quieres un blowjob?“Estás con una chica en un momento apasionante, lograste excitarla tanto que parece que te está pidiendo que termines de quitarle la ropa mientras la estás besando; no hace falta decir que tú ya estás excitado y sólo piensas en lo que viene y en cómo lo vas a disfrutar. Ella te mira con malicia directo a los ojos y te dice que si quieres que ella te haga un blowjob, tú te lo imaginas y sin poder controlarlo terminas por eyacular aún antes de que ella empiece a bajar…”

La masturbación arruinó el momento…

Estás en una fiesta de tu mejor amigo con una chica hermosa que acabas de conocer y para tu sorpresa después de 3 cervezas aceptó ir contigo a la segunda planta para conversar un poco más en privado. Encuentras una habitación desocupada con nadie adentro hasta con las luces apagadas, entras ahí y le dices que si está bien conversar ahí, y ella dice que sí y empieza a decirte que quiere estar con un chico que la haga sentir mujer y que la trate bien.

Después de quince minutos de estar conversando con ella y estar preparando el terreno tomas la oportunidad y la besas, y ella reacciona aún más apasionada de lo que pensabas. Haces chequeo mental y recuerdas que tienes condones en la billetera, sólo tienes que poner el seguro a la puerta y con algo de suerte nadie los va a interrumpir. Empiezas a preocuparte que vayas a tener una eyaculación precoz y arruines todo así que decides aplicar el truco de mastrubarte para poder durar más…

Usando el pretexto de haber tomado demasiado dices que irás al baño y que ya vuelves que por favor se ponga cómoda. Entras al baño y justo como cuando tenías 12 años y empezabas a masturbarte, no te toma más de 1 minuto terminar y estar listo para la noche que se ve adelante de ti.

Llegas frente a ella y ya está sólo en ropa interior y te está diciendo que quiere hacértelo toda la noche. Para tu sorpresa tu instrumento parece que ya tuvo suficiente con la actividad que acabas de tener y decide no levantarse más completamente. Y por más que piensas en cosas excitantes y ella te acaricia y besa en partes que realmente te excitarían en otra situación, no logras estar lo suficientemente erecto para poder meterla dentro de ella. Es más, ni siquiera sientes el impulso que tenías antes, es más por no quedarle mal a ella, pero la verdad es que ya perdiste tu motivación y esa noche se vio arruinada por no tener suficiente “motivación” para llegar más de una vez.

La vergüenza de la mancha en el pantalón…

Esta chica te invitó a su apartamento para que la ayudaras a revisar su computadora, algo sobre instalar o desinstalar algo completamente tonto, por supuesto supones que es un pretexto para ofrecerte una noche de pasión y sexo. Mientras ibas manejando a su apartamento te imaginabas todos los escenarios de películas porno en dónde ni siquiera llegabas a encender la computadora.

Cuando llegas a su casa la encuentras en ropa suelta e igual piensas que se ve perfecta, antes de hacer algo ella te muestra dónde está la computadora y empieza a hablarte de la película “Swordfish” con Hugh Jackman y te dice que una chica le hace a Jackman un blowjob mientras el trata de hackear una computadora gubernamental. Dicho esto empieza a jugar diciéndote que podrían hacer la representación de esa escena mientras tú tratas de desinstalar el programa.

De repente te pregunta: ¿qué te pasó en el pantalón? Y para tu sorpresa la ligera excitación que tuviste imaginándote la escena fue suficiente para no sólo arruinar la noche, sino también hacer super evidente que no estás dispuesto a representar la escena por algún rato. Ella finaliza esta historia con el comentario: “…Hugh dura exactamente un minuto hackeando el sistema sin terminar lo otro…es sólo una broma”

Luces negras…

Estás jugando con una luz negra mientras conversas con una chica realmente hermosa y la acercas a tu pantalón haciendo brillar una mancha, ella te pregunta: “y esa mancha?”. En ese momento piensas si en contarle que esa tarde fuiste a ayudar a otra amiga a instalar un programa en su computadora y tuviste un accidente por no controlar la excitación; O inventar una historia cómo que dormías sin pantalones, porque los usabas como almohada, y que las babeaste así que esa mancha es de la saliva que derramaste mientras dormías (desagradable pero menos vergonzoso).

El juego previo fue todo el evento…

El juego previo, por si no lo sabes, es como se llama a todo lo que acontece al acto sexual, es decir caricias, besos y todo eso mientras le vas quitando la ropa. Estas en este juego previo con tu novia, quien te promete hacer todo lo que quieras esta tarde porque desea conocer tus fantasías sexuales; estás rozándote con ella sólo para empezar a excitarla más mediante sugerencias directas de qué le quieres hacer de una vez.

Pierdes el control y sin poder evitarlo tienes la eyaculación ahí mismo, quieres disimularlo y tratar de continuar con el juego pues talvez te dé tiempo de recuperarte y no quedar tan mal o decepcionarla, pero justo cuando estás planeando esta estrategia ella empieza a mover las manos hacia abajo pues quiere empezar a tocarte justo como tú la estabas tocando a ella entre las piernas, y se lleva la sorpresa de que entre tus pantalones hay más humedad de la que ella tiene.

Soluciones

Por ahora, voy a dejarte con estas historias, si hay alguna que quisieras compartir, puedes enviarme un correo a la dirección que aparece en la sección de contacto y la compartiré para los que siguen el foro. No te preocupes pues no usaré tu nombre ni nada que te relacione. En todo caso, la idea es que puedas reírte de estas malas aventuras y puedas dejarlas en el pasado, pues con sólo llegar a este sitio estás a un paso de encontrar soluciones definitivas que puedes empezar a aplicar hoy mismo para que nunca más te pase algo similar.

Si sientes que tu problema puede requerir más atención que unos simples tips, o deseas volverte el maestro de la duración en la cama, te recomiendo el método completo de Giancarlo Tassara, y te lo recomiendo porque yo ya lo he usado con éxito y además porque está garantizado, es decir, si tu duración no incrementa, Giancarlo te devolverá el dinero que invertiste en adquirir su método.

Échale un vistazo al sitio y déjame saber qué piensas: VER SITIO de Método Giancarlo Tassara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *